30 dic. 2014

Nuevo disco de El Hagabal - El Fuego - (2014)


ya pocas veces puede uno ser la inventiva de lo propio. La magia de imaginar es lo que a uno lo compone, y se atraviesa y se libera al mismo tiempo. Sólo mueren las imaginaciones que no se transforman en sentires. El resto, se materialice o no, siempre lleva el camino del spiritu prendido. Fuego.



EL HAGABAL 

Suena como cables pelados en el vacío, tomando la forma armónica en consecuencia, girando como una galaxia, como una esfera en el espacio. Suena a rock, pero suena a jazz, a experimento, a una carrera contra el tiempo. Suena al fuego rabioso que genera el sentimiento de la autogestión, del corazón. 


El Hagabal es una banda misteriosa. Oriundos de Adrogué/Longchamps/Mármol, del sur, hacen, veamos, varios años en verdad que se dedica a sonar en lo suyo, bien en su salsa. Con un camino repleto de experimentación desde su primer disco homónimo, pasando por el segundo "El retorno de los brujos", y con muchos invitados en el medio. 
Aquí y ahora nos ofrecen "El Fuego", una pieza en la que alcanzan una madurez en cuanto a sonido y estilo. Un punto alto definitivamente en su historia y la historia del underground sureño bonaerense. 

Grabado en el histórico Estudio ION de Buenos Aires, la banda cuyas riendas llevan Gonzalo Corrales Ruiz, Ignacio Zavalla y Sergio Quinto en formato trío desde hace tiempo nos ofrece una "vuelta en calesita prendida fuego", un viaje x el sonido candente, inquieto de este disco. Rozando magias de hardrock, folclores porteños, se divierten en las vueltas y vueltas de las canciones que conforman esta obra, se animan a las voces más que en otros discos, haciendo el mensaje más concreto, más táctil, más masivo, más activo. 


Vale decir mencionar merecidamente que los El Hagabal no sólo suenan, sino que hacen sonar, contagiando sus ganas, abarcando distancias en sus proyectos, girando con bandas amigas (Los Careters) e invitando en sus fechas autogestivas (como Canning) a bandas de La Plata y otras regiones más remotas como el norte argentino, Formosa, Chaco... (véase Shaman y los pilares..., Nde Ramírez, Saltimbankis...), asi difunden las obras de muchos en su página/sello La Boca se te Haga un Lago. 

Van y vienen, no se quedan quietos, activan movidas, y como la primera banda del Estudio Quinto organizan todo el año allí mismo fechas en las que participan ellos a veces, y siempre bandas y bandas locales y no tan locales, pero si abarcamos más, todas bandas argentas, todas locales, y es un semillero imparable, en el que ya brotan tallos verdes y firmes.  
Ellos son activistas de esta movida, y por eso merecen el aplauso y el reconocimiento, y el debido agradecimiento tambien. 
Asique gracias hagabales queridos. 


"Fuego soy..." dicen. 
Fuego que quema, fuego que arrasa y abarca. 
Fuego que se extiende y contagia, 
y lleva su hechizo y crece, 
como crece la movida de las bandas. 



Descarga y escucha aquí:

13 dic. 2014

Crónica Psicodélica: Festival AntiEgo

Festival AntiEGo
Escobar 2014              

Prólogo (o cómo se conoció el Frente Psi con el Sello Cabello)
Agosto

Un día hace no mucho fuimos invitados a tocar con Los Jenifers en barrio de Belgrano,  por Turbolanda (y la máquina de existir), siempre copada y de buenas para con el Frente. En esa fecha también fue invitada una banda (un dúo) de bajo y batería. Yo no los conocía. Alex de Turbolanda decía que era Emmo, el batero de La Tumba del Alca, a quienes tampoco conocía, pero cuyo nombre ya de entrada me llamó la atención y me tuvo de antenas alerta desde ese día.
Lo mejor de esa fecha, recuerdo fue la camaradería y buena onda, las sonrisas que prestaban confianza. Ya habíamos llegado al lugar y los Turbolanda estaban probando sonido. No se tardaron mucho en aparecer, los Eh! (E-Acheh) habían llegado. Al petiso le pregunto, vos sos el batero? (siempre trato de identificar a los bateros con quienes comparto fecha, para entre todos organizar el “set”), y otro flaco que estaba al lado me dice: no, yo soy el batero.  Era el batero de Eh! y de la Tumba, quien antes de la fecha, a través de Fb me había pedido que le lleve algún disco de Aire.

Ese día Los Jenifers abrimos la fecha, nuestra primera fecha en capital en nuestra nueva era, con el Shavi al bajo. Pese a que el sonido no fue óptimo, la onda sí lo fue. Estábamos llenos de energía y espíritu de banda. Después le tocó al dúo y comprobé que se trataba de grosso músicos, un bajista super versátil y un batero acompasado como un demonio. Band on fire, como dicen. Y al final cerró Turbolanda, banda con mucho estilo y que no deja de ser un festín tanto para los oídos como para los ojos. Mientras sonaba la última banda, se acercó Emmo a la mesa donde estábamos con el LEo. Nos sorprendió lo que nos contó. Que conocía a Los Careters, y a través de ellos (o al revés talvez) había dado con el Frente, que le parecía muy interesante la movida. Habían tocado en el Amparo de Coburza, junto a Careters y Todos los Fuegos. Tenían un sello en su tierra escobarense, y nos hablaba de la movida de allá y de tantísimas bandas, de festivales organizados y a organizar. Quizás fue que nos habló del AntiEgo. Personaje.
A la salida (nos echaron a todos a eso de la 1), todo el boliche afuera quedó, y entre la gente, Emmo me tira información: ahí a una cuadra, estaba por tocar una banda copada, los Gripe. Ellos iban a ir más tarde (la troupe del Sello Cabello  y la Tumba). Me dio un papelito misterioso, impreso en una extraña técnica gráfica que me resultaba familiar. Nos despedimos con un despreocupado: dale, ahí nos vemos!

Y bueno, con la banda encaramos para este lugar, misterioso también, misteriosísimo, llamado Bar Íntimo. Desde la puerta ya se identificaba el sonido de una banda tocando un piso más arriba, subiendo las escadas. Entusiasmados por encontrar nuestro objetivo, sin quererlo topamos con un enorme señor pelado, o quizás fue él quien nos interceptó al percibir nuestra intención de entrar. Nosotros íbamos cargadísimos con nuestros instrumentos, y nos dice: si? – Si, queremos entrar. – Hay una entrada – de cuánto? – de….$  -  Uhhhhh alguien de nosotros dice.  – Otro de nosotros tira, mirá sólo queríamos tomar una birra, venimos de tocar.  (Ahí medio que en el barullo se confunde la frase y nos pregunta:) Van a tocar?  - Yo ahí salto (ya sin mucha esperanza de que el pelado nos deje entrar sin pagar) y le digo, para ver q pasa: Si, vamos a tocar acá, tenemos que entrar, estamos con todas las cosas. – El pelado queda de cara, nos pregunta: Acá? Pero quienes son ustedes? ….  Bueno amigos, éste fue el mejor momento de la noche. Le decimos al unísimo: ¡SOMOS LOS JENIFERS !  …  y vaya a saber de dónde fue que salió otro aún más pelado y exclama, para sorpresa nuestra y más aún para sorpresa del vigilante de turno: - Los Jenifers???   Ah ustedes tocaron recién en Touch, no? Ese lugar es mío también.  Con Turbolanda, no?  Alex es amigo mío, me habló de ustedes,  vengan, pasen!!! – 
ssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss 

Grata sorpresa, gratificación y providencia. Entramos. Subimos. Gripe ya estaba tocando. Pedimos una birra helada y nos sentamos al fin a relajar y disfrutar, habiendo tocado, viendo una banda que sonaba muy bien, disfrutando de un pequeño triunfo sobre la incompetencia cotidiana.  Miro la tarjetita que había recibido hacía un rato nomás, tiraba una web: www.latumbadelalca.com.ar …..


Segunda Parte (o cómo pasa que uno se refiere a ciertos acontecimientos fortuitos y bienaventurados de la vida con la expresión “uy q loco esto q pasó”, y cómo esos acontecimientos en particular, esos hechos, cosas “locas” –palabra institucionalizada para la ocación- que acontecen, no son nada menos que las señales de las estrellas, que todo el tiempo nos están hablando)
Septiembre

Luego de un par de fechas al hilo, Los Jenifers colgamos exclusivamente en ensayos y encuentros esporádicos, hasta que fueron nuestros amigos de Todos Los Fuegos quienes nos invitaron a una fecha, de lo más misteriosa dicho sea de paso. Era en un lugar sin dirección, en Villa Crespo. Con quién resulta que compartíamos la fecha? La tercera banda se conocía con el nombre de Persona. Me sonaban. Y es que es una banda con trayectoria en el circuito rockero under de baires, de varios años tocando. Y resulta también, investigando me enteré, que eran algo así como primos hermanos de La Tumba. Con algún integrante en común. “Son medio pesados esos de Persona” escuché por ahí. Pesados pero buenazos, descubrí al verlos.  Sonaban como un elefante hecho música. Una pared de sonido que tendía q tensar las emociones, darlas vuelta, devolverlas depuradas.
En la fecha se veían a los Tumba entre el público.. El Sello Cabello estaba presente con sus discos y sus integrantes arriba y abajo del escenario, omnipresentes.



Festival Anti Ego
Noviembre

Hermoso fue recibir la invitación para tocar en ese festival que ya estaba armado, al que ya planificaba ir,  a hacer el aguante y disfrutar de Los Careters, la Tumba, Persona… la grilla prometía. El concepto de un festival “anti-ego” sonaba muy bien. 23 bandas nada menos, sonando en una jornada, música initerrumpida, en las tierras remotas (para nosotros, pero ya no tan remotas) de Escobar, en las cuales nunca me había aventurado.
Partimos con Los Jenifers y compañía desde plaza Italia, pegamos un chevalier que era la gloria, y el cual nos daba la sensación de estar viajando a un lugar bien lejos, a una larga distancia. Al llegar a Escobar casi q nos sentimos estar en Bolivia o por lo menos algo parecido a un pueblo entrerríano. Pegamos otro bondi, esta vez uno “normal”. Arriba hicimos contacto con un loco que tenía pinta de “festival”. Nos bajamos donde él. Caminamos, preguntando, unos locos en una parri nos dicen “van al festival?  Es por allá!”… Encaramos por un camino y ya se escuchaba  música. Llegamos.
Apenas cruzar la puerta de la quinta dimos de cara con Los Careters, que nos recibieron con un elixir de uva y jugo con hielo.  Ya estaba sonando la primer banda, era blues, contrabajo, voz femenina. La tarde agrupaba jóvenes y no tan jóvenes en perfecta armonía. Había una mesa larga destinada a los discos y material de las bandas. La maratón había comenzado.
Vale descatar que la organización del evento, a cargo de La Tumba del Alca y el Taller de Remedios/Sello Cabello fue inmejorable. Cada banda respetó perfectamente su horario y su lugar. Terminaba una banda en escenario “El Pino”, empezaba la siguiente en el otro escenario: “El Toldo”. La gente iba de aquí para allá y de allá para aquí, y así, durante más de 12horas. Prestando asistencia a las bandas en ambos escenarios, velando por la seguridad de los equipos y los músicos, la “organización” fue impecable, dando gran ejemplo de cómo llevar a cabo un evento ya de por sí ambicioso y grande, pero sin pretensiones más que la de hacer sonar la música de muchas bandas, ponerlas al servicio de la comunidad psicodélica escobarense y decir: “Loco, somos muchos en ésta”. 

La prensa rodante-irremediable del Taller de Remedios no paró de estampar remeras, con los tacos previamente hechos en su casa, con los cuales se realizaron las copias de algunos de los discos del Sello Cabello, el cual produce, graba, mezcla, edita en formato concreto-original-auténtico las obras de muchos grupos que van participando en el Ciclo de Piezas Dedicadas. La originalidad de las ediciones lleva a ver en ellas objetos que parecieran una caja de pizza, un sachet de leche, algunos objetos de cotillón, pero que en verdad no son tales, sino que ya son redefinidos por el poder psicodélico en objetos-discos de alta fidelidad artesanal. 
La mesa de discos se llenó de variedad entre el Sello Cabello, Venado Records y Frente Psicodélico, más algunas bandas que venían y aportaban su material a la feria. Mucho color, muchas opciones interesantes. Mucha troca de ideas y de humos. 

Las bandas acontecieron masomenos así: 

Locomotora Gordon arrancó el blues que comenzó a calentar todo. Por Teléfono Jazz sonó como al oído. Tarde Pero Seguro llegó, Puré Viejo acaparó. Sopa de Gaviotas encantó como hechiceras a un público expectante, Dislexia Free agitó sus cabezas y contagió su energía, al igual que los excéntricos antiegos Ezquizofrénicos.  Kuro reventó ya un par de globos mentales sonando fuerte y Moretones repartió un par de piñas. Autómata 3000 y Gripe rugieron poderosos desde una electricidad profunda. No-Mateo la perfor-mateó a fondo. Los EH! la rompieron. Los Bhutan nos colgaron de las ramas. Los Jenifers hicimos lo que pudimos, y fue bastante. Los Cáreters hicieron de las suyas y más de uno cayó de nalgas. Persona tiró un par de árboles abajo. La Tumba del Alca levantó un par de muertos.  Los Fusibles dieron cátedra de psicodelia a dos baterías. Mantra mantró-la. Perú te cachete-ó. Ectoplasma plasmó-le. 

A Elcho el que tira los claveles y a Santino y los Hermanos Enemigos por desgracia no pude verlos. Encargados del cierre, me enteré que alucinaron a la audiencia de la trasnoche, extasiada ella toda ya de tanto calor sonoro y humano. 



Amanecí en la autopista hacia el Sur, rolando mates con los Careters, con estrellas en mis pensamientos. 

El AntiEgo marcó firme su huella. Se acortaron distancias, se abrazó a los puntos cardinales. El mapa psicodélico está cada vez más grande.  Es este momento en el que vivimos y en el que suceden cosas como ésta. Si ya post-acontecido, se vuela como polvo al viento, es nuestra memoria quien lo reconoce y nuestra voluntad quien le da valor. Así pues, demos-le el valor que corresponde.




Gripe

Los Jenifers

Sopa de Gaviotas

Los Careters

Los Jenifers

Kuro

Perú

Dislexia Free

Por Teléfono Jazz

Bhutan Drone

EHache

Moretones

Ezquizofrénicos

Persona


Frente Psicodelico

Feria

Sello Cabello

Photos x Malen Dina

Links

10 dic. 2014

14 Diciembre 2014: AIRE - LOSJENIFERS - AUTOMATA3000 - 3VIRGENES


en Tío Bizarro
Pellegrini 878 Burzaco
(frente a est. de tren)
20hs - $20

Fanzine La Rebelión de las Ratas
Discos Frente Psicodélico

Flyer x Marcos Arecha

alEspacioo!!!!