30 dic. 2015

Cada día más cerca de Dios



El tiempo pasa, tiempo que pasó, tiempo que pasará, pero como personas no cambiamos nunca, entonces es como estar en un círculo. Vicioso o virtuoso, eso depende de nosotros. Depende de nosotros convertir ese espiral en algo positivo que lleve a una evolución en vida de nuestros espíritus, depende de nosotros seguir nuestro propio camino, es nuestra responsabilidad, y así, con lo difícil que resulta ser responsable, verdaderamente responsable. Porque es tan común en estos días perderse en el camino ajeno, y encontrar tantas personas en ese falso camino, que podría parecernos estar en el camino correcto. 
No. El correcto es el propio, es el camino en el que sabés que estás solo, en el que la única guía es la brújula de nuestro corazón, que responde a nuestro destino en este mundo. 
Somos lo que somos, pero muchas veces nos hacemos los dolobus, hacemos como que hacemos cosas correctas, o para aparentar frente a los demás, y no nos percatamos que estamos siendo infieles a la vida, haciendo cualquiera, viviendo en cualquiera. Es lo común, lamentablemente, en este mundo. 

Pero si este blog existe es porque hay que gente que está siguiendo su camino. Nos topamos con él sin darnos cuenta (con el camino), al principio nos gusta, pero después entran "los pensamientos" y ya nos agarra el miedo de seguirlo, porque vemos mucha gente en otra, gente que nos mira mal. Yo les digo: bánquensela, bánquenla. 
Entre todos, banquémosnos, observemosnos, a nosotros mismos y entre nosotros, acompañémosnos. 
Vivamos, pero sin entorpecer en el camino del otro, que cada uno siga su camino, porque en el propio camino encontraremos cosas que son sólo para nosotros, y si estamos mirando para otro camino ajeno al nuestro, nos perderemos esas joyas, esos regalos que el poder tan generosamente y sin pedir nada a cambio nos ofrece. Regalos que son pistas para develar el misterio. Pero si nos quedamos sin la maravilla del misterio de nuestro camino, entonces nos quedamos sin vida, porque la vida así, la estamos entregando. 

El Frente continúa en su camino, casi que se pierde, porque detrás del Frente hay una persona que les escribe, y que está más loco que una cabra. Esa persona tiene nombre y apellido que no voy a decir. Todo lo que diré es que está finalmente encaminado. 
Dios (arriba en la foto) quiera que no vuelva a perderse. 

Dios existe, porque el Universo vive, y en su inmenso pecho, nuestro planeta nos da calor en verano y frío en invierno. Todo es maravilloso aquí, todo nos permite ser libres sin fronteras, descubrir nuestro camino, llegar a la luz y elegir nuestras acciones. Como le dirían a Spiderman en la película, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y aquí la sorpresa: tod@s tenemos poderes, tod@s somos poderosos. Pero también humanos, y solo Dios sabe porqué, nos mandamos cualquiereadas, como hacernos los boludos o hacer una guerra, malditos tontos. Podríamos desaparecer y el Universo ni se inmutaría, nadie vendría a nuestro funeral invisible. Todo podría así haber sido totalmente en vano. 
Pero así como el humano destruye el humano crea. 

Nosotros somos la fuerza creadora del Universo, seamos responsables. 

Por un año responsable. 



(Gracias a todos los que se coparon y apoyaron al Frente este año, compartiendo sus palabras, sus verdades, en verdad fue algo importante y lo aprecio)

No hay comentarios: