8 dic. 2015

Crónica Psicodélica: ANTIEGO2015

Festival AntiEGO 2015
Escobar

14 de Noviembre. Sábado. Calor.
Venía todo de una semana de lluvia, barro, aire pegajoso. Se palpitaba que la naturaleza se iba a copar con semejante movida, y así fue. Ya al viernes asomó el sol y los barros se secaron lo suficiente para qué el sábado todo fuera fiesta semi-seca de tierra.
El viaje desde Almagro fué fluído. Tenía la data de buena fuente que la Tumba arrancaría el Festi, como buenos antiegos, arrojando la primera piedra, y no quería perdérmelos. Llegué a Escobar tras una horita de bondi cheto, a las 16 en punto de la tarde. Rápido fui a tomar el trasporte público que me deje en el campo, ahí donde las quintas son muchas y los espacios más verdes. Se veía gente que iba para el Antiego por todos lados, desde Pza. Italia alguno ya pude adivinar que iba para el auténtico festilindo.
Llegué, unas chicas me indicaron exactamente donde bajar, pero yo ya me acordaba del año pasado, tengo buena memoria para ese tipo de cosas. Desde la ruta, un par de cuadras, todo un malón delante mío iba llegando, llevaban heladeritas, agua y víveres para pasar el día (qué día!).. Algunos Duhalde llegaban en auto, Luca de la Tumba lo cruzé yendo para el otro lado, seguramente en busca de equipos. "Joya", pensé, no me iba a perder a la Tumba.

Santino

Y arrancó Santino, solo con su viola se plantó y nos cantó sus temas llenos de energía. Después la Tumba. Mil cámaras alrededor de ellos. Después ya todo fue imparable. Banda tras banda.
El predio con varios sectores, la feria, la barra, la parrilla, la prensa, los dos escenarios.. Baños ecológicos a la vuelta.

La Tumba del ALCA

Mucho podría estar relatando detalles, tratando de revivir palabra por palabra ese día, lo verdaderamente recalcable fue la onda. Esa onda, todos trankilos. Cero bardo, ningún desubicado, todos amigos. Todos amigos y eramos 500.

500
Que vieron 20. Si multiplicamos es mucho hermano: 10000 contactos. Es como un estadio Obras con 2 bandas y media. Logrado a pulmón por unos locos hermosos que son la gente de La Tumba del Alca y Taller de Remedios, escobarenses bonaerenses. Norteños del conurbano que viven cerca del río y sienten su influencia. Inventaron esta confluencia, la sintieron y la llevaron a cabo. El Antiego es la fiesta grande del Ciclo Kamikaze, que se hace 1 vez al mes en Ing. Maschwitz, al lado.

Uno X Uno

Y esto es movida de verdad, sin caretas, todo el real. No hay patrocinadores de por medio, ni vendedores que te vendan la botellita de agua a cualquier precio desorbitante, monto que resulta totalmente desproporcionado ante el producto que se ofrece, lo cual nos llevaría a la conclusión de que hay alguien que no vemos que se está llevando mucha papota, y que no tiene nada que ver con la música, con el arte, con un mundo mejor (y así de cursi). Un mundo sería mejor sin tanto ladri. Y el Antiego tira exactamente para ese lado. Bravo muchachos.

Desde el puestito del Frente con discos (junto a los sellos y tiendas de Sello Cabello, Caos Récords (La Rioja), Detergente Distribuidora, Qué Moderno!, los chicos de Dislexia Free y de Gripe con más discos) veíamos el desarrollo del festival. 15 metros de pura producción independiente de excelente calidad. La gente se acercaba y se llevaba música a su casa. Entre los feriantes vendíamos todos lo de todos, despues hacíamos números, y todo con incomparable eficacia y buena onda.


Para hacer mención aparte la excelente birra artesanal de Viva Raúl! , rubia, roja y negra, un lujo, la mejor birra artesanal probada por este paladar. Y te llevabas un mini-calco de regalo.

Así pasaron bandas excelentes como La Tumba del Alca, La Acción del Viento, Paso Viejo, EH Ache!, No Mateo, Uno X Uno, Julio y Agosto, Los Tenistas, Elcho el que tira los claveles, Ensamble Peripecia, Sopa de Gaviotas, Rey Onírico, D.u.h.a.l.d.e., Los Careters, Perú, Santino Beltramino, Gripe, Fusibles y cerrando con broche de oro Persona, en una presentación im-pre-sio-nan-te. A eso de las 3 de la mañana, y con muchísima gente bancando hasta el final.

Al final de la jornada todos estábamos pasados, extasiados de testificar tamaña movida autogestionada, independiente, libre de cobanis y bigotes, al aire libre, entre verde y árboles, incluso sin mosquitos!. Una vez más, el Antiego fué manifiesto, las bandas tocaron 30 minutos todas una detrás de otra y fueron entre todas construyendo el espiral gigante que te deja la bocha así de blanda, que la sentís cuando emprendés el viaje de vuelta, un par de bondis seguro, tal vez un dedo apenas arrancando que te dice que estás en el momento justo, en el lugar exacto.


Persona


Nada más que mencionar esa sensación post-Antiego, que te dice que las cosas están bien así, que así se hacen las cosas bien y que valen la pena, todo el esfuerzo, todos los viajes, todas las músicas escuchadas. Por favor denme más!!!














No hay comentarios: